TwitterFacebookFlickrYoutube
A+ A A-

Boletín electrónico curul alternativa # 13: “Nos acercamos al infarto social”, afirma Wilson Arias

  • Última actualización en Miércoles, 23 Octubre 2013 19:46
  • Visitas: 1853
Share Button

 Bogotá D.C., Abril 28 de 2011

“Nos acercamos al infarto social”, afirma Wilson Arias

 

El PND en materia social es la propuesta más regresiva de los últimos tiempos en el País”, afirmó el Vocero de la Bancada del Polo Democrático Alternativoen la Cámara de Representantes Wilson Arias, después de dar a conocer el voto negativo de su colectividad al Plan Nacional de Desarrollo de Juan Manuel Santos.

 “La agresiva flexibilización laboral con legalización de la contratación por horas, léase contra-reforma laboral; la consolidación de la salud como una mercancía más y no como un derecho; el aumento de impuesto predial; la falta de financiación para la reparación y resarcimiento para las víctimas; el desmonte de subsidios de servicios públicos para los estratos 1, 2 y 3 y la privatización del agua, entre otros conducirán al país hacía un INFARTO SOCIAL de proporciones insospechadas, producto de la pobreza extrema que generará este Plan Nacional de Desarrollo”, enfatizó el Parlamentario Wilson Arias Castillo.

Así lo demuestra la llamada política integral de tierras y el capítulo de agricultura del PND, que pretende dinamizar el mercado de tierras y “flexibiliza la Unidad Agrícola Familiar (UAF)”, incentiva la cesión de las tierras baldías que son propiedad de la nación a conglomerados y grandes empresas nacionales y extranjeras y permitirá que inversionistas compren las tierras que el Estado adjudicó o subsidió a campesinos.

 “Estas reformas que aplicará Juan Manuel Santos, han sido durante años el sueño de los neoliberales criollos. Ni siquiera el “caballista” Uribe había logrado implementar estás contra-reformas neoliberales que el “jugador de golf” Santos está imponiendo en asocio con su mal llamada unidad nacional”, puntualizó Arias Castillo.

 La visión del desarrollo que comparte el plan es la del crecimiento económico. Éste está sustentado fundamentalmente en una economía agroexportadora y extractiva, la cual, profundiza el estado actual de reprimarización de la economía, además de ser medioambientalmente nociva. A lo anterior se suma la continuidad de la confianza inversionista del pasado gobierno y la política de seguridad democrática.

Durante el transcurso del debate el Polo Democrático Alternativo, con lucidas intervenciones y sendas proposiciones ratificó su carácter de Único Partido Político de Oposición en Colombia.

 

Alba Malaver Baracaldo

Jefa de Prensa Bancada PDA

Representante Wilson Arias Castillo

Oficina 411, Nuevo edificio del Congreso

Tels: 3823404 /3107835110

 

 

PRONUNCIAMIENTO SOBRE EL P.L 179/11 CÁMARA – 218/11 SENADO “POR EL CUAL SE EXPIDE EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO 2010 – 2014”

 

 

PRONUNCIAMIENTO

 

 

Por el cual se deja constancia del voto negativo al Plan de Desarrollo 2010-2014 por las siguientes razones fundamentales:

 

 

1.    CRITICAS AL MODELO DE DESARROLLO

 

La visión del desarrollo que comparte el plan es la del crecimiento económico. Éste está sustentado fundamentalmente en una economía agroexportadora y extractiva, la cual, profundiza el estado actual de reprimarización de la economía, además de ser medioambientalmente nociva. A lo anterior se suma la continuidad de la confianza inversionista del gobierno anterior, manifestada en todo tipo de gabelas.  

 

El Plan Nacional de Desarrollo bajo el slogan de locomotoras, plantea las actividades del sector primario y extractivo como el modo para alcanzar el progreso de la nación colombiana. La locomotora minera pone en riesgo la salud económica del país con el padecimiento de la enfermedad holandesa que ya está en pleno, vulnera la riqueza natural de la nación colombiana y cede la explotación del subsuelo a la empresa privada nacional e internacional, mientras los recursos hídricos y la protección ambiental quedan al margen de una discusión seria y necesaria.

 

La industria nacional, el mercado interno y el desarrollo endógeno no se contemplan en el plan. Es una apuesta total al mercado Externo y a la inversión extranjera. En este contexto, la educación superior pública, la innovación y la investigación no serán los pilares fundamentales que tanto se pregonan, pues no tienen sustento en una base industrial. Así, el desarrollo se plantea como un beneficio de corto plazo, sujeto a la bonanza temporal producto del daño ambiental y expoliación de los recursos de los colombianos, y por tanto es una irresponsabilidad del gobierno actual tanto con la generación actual, como con las futuras.  Algo a lo que nos oponemos.

 

El Plan Nacional de Desarrollo se fija el objetivo de establecer un gobierno de Tercera Vía que se resume en un principio fundamental: el mercado hasta donde sea posible y el Estado hasta  donde sea necesario. Esta visión, en su implementación práctica en los países europeos que la adoptaron, llevo a eludir la obligación de desarrollar  el Estado Social de Derecho fundado  en el respecto a la dignidad humana, la solidaridad y el trabajo y apunta a convertir  los derechos  en mera mercancía  para ser negociados en el mercado.

 

Esta forma de actuación social del Estado para consolidar los  territorios, en el marco de un tránsito de un Estado fallido a un Estado cuyo destino es la prosperidad, riñen con la con la asignación elevada para la guerra y la solución del conflicto por la vía armada. Se condena de este modo a la desigualdad, la pobreza y el subdesarrollo a la mayoría de la población colombiana, herencias de los pasados ocho años que se profundizarán en los tiempos venideros con este Plan Nacional de Desarrollo.

 

 

2.    El Plan Nacional de Desarrollo elimina los ideales más progresistas de la nación colombiana y profundiza las reformas neoliberales que durante décadas han demostrado ser lesivas para la mayoría y beneficiosas para unos pocos privilegiados.

 

El Plan Nacional de Desarrollo plantea la reforma de leyes fundamentales que fueron concebidas siguiendo los parámetros de la Constitución de 1991, este es el caso de la ley 160 de 1994. De igual manera, se propone la profundización de políticas de flexibilización laboral, excluye la garantía de acceso a los servicios públicos y profundiza la carga tributaria indirecta que lesiona las finanzas de la mayoría y beneficia a los más ricos. Y, no menos grave, no dice nada ni destina recursos  a la ley de victimas que hace trámite en el congreso. En cambio, encubre la naturaleza de las estructuras paramilitares que continúan siendo el brazo armado del despojo en Colombia.

 

2.1.        Contrarreforma Agraria

 

El Plan Nacional de Desarrollo “flexibiliza la Unidad Agrícola Familiar (UAF)”, incentiva la cesión de las tierras baldías que son propiedad de la nación a conglomerados y grandes empresas nacionales y extranjeras y permitirá que inversionistas compren las tierras que el Estado adjudicó o subsidió a campesinos.

 

De esta manera el objetivo de la llamada política integral de tierras y del capítulo de agricultura del PND es dinamizar el mercado de tierras, por lo que  junto a la propuesta de concentración de la tierra en usuarios más eficientes (más ricos) – que es exigencia del Banco Mundial – que materializa el Plan Nacional de Desarrollo, aunado a las políticas de formalización y titulación de la propiedad rural, convertirán el espacio rural en propiedad de los especuladores financieros tanto nacionales como extranjeros.

 

Así, el PND propone una visión que señala que la tierra debe ser para aquellos que puedan utilizarla en actividades “más productivas”, desarrolladas por grandes empresas que concentran la producción tanto de vertical como horizontalmente, como es el caso de la Altillanura, y además bajo la figura del leasing involucran a la tierra como factor de especulación.

 

Bajo este modelo propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo la visión rural de Colombia y las propuestas “revolucionarias” de Santos como la restitución de tierras quedan sin sustento, el campo ya no tiene por núcleo distributivo y enfoque socioeconómico a la familia sino a la empresa; la supervivencia no dependerá o se medirá en ingresos (medido en salarios) sino que dependerá de la escala de producción; el interés no es la demanda interna y la producción nacional sino abastecer mercados externos de alimentos y commodities agroindustriales, el sujeto de identificación social no será el campesino sino el empresario o “el socio” (del gran inversionista); en otras palabras, como lo pretendía el ex presidente Álvaro Uribe, se estaría imponiendo “Una Revolución Total”, una “revolución” del sector rural que es netamente funcional al aumento progresivo de la riqueza y la rentabilidad de los  especuladores de la tierra y de los grandes inversionistas agropecuarios nacionales y extranjeros.

 

 

2.2.        Profundización de las reformas para la flexibilización laboral y la precarización del trabajo

 

El PND profundiza de una manera cínica y descarada las reformas laborales de corte neoliberal que se imponen desde finales de la década de los años ochenta, consistentes en las agresivas medidas de flexibilización que precarizan y vulneran la dignidad de los trabajadores colombianos.

El gobierno de “la Unidad Nacional” ha incluido varios artículos en el Plan Nacional de Desarrollo que derivarán en un detrimento de las condiciones laborales. En materia de empleo, se pretende establecer la contratación por días (art. 153),  ataque de grandes proporciones a la estabilidad laboral e ingreso económico de los trabajadores, pero sobre todo es una afrenta a la dignidad y respeto de la sociedad en general. Este es el ejemplo de lo que significa la cataléptica consigna de Juan Manuel Santos en campaña electoral: más trabajo, mejor pagado.

Esta medida, de consumarse, sumado a la flexibilización laboral imperante en el país, y la propuesta de contratación de trabajadores por horas, se transformaría en la reforma más regresiva en materia laboral de la que tengamos cuenta y se estaría firmando la  sentencia de la precariedad laboral a los jóvenes colombianos, que verían como le dan la estocada final a una generación sin derechos laborales.

 

2.3.        Profundización de la regresividad impositiva y aumento de la carga indirecta

 

El espíritu del PND refleja y fortalece aún más la recentralización administrativa y fiscal en el Gobierno Nacional en detrimento de los gobiernos locales, con argumentos referidos falsamente al bajo grado de confianza y duplicidad de competencias. Esto conducirá a una limitación de las funciones y una disminución en la incidencia sobre la financiación y administración de las funciones públicas. Todo se liga aún más hacia el término de “desconcentración” en donde se presumen supuestas libertades de maniobra y autonomía de las entidades territoriales, pero con giro de recursos “supeditados o amarrados” a logros de la responsabilidad fiscal y bajo el criterio de más funciones con menos recursos.

En esta dirección, van medidas claramente regresivas como el incremento de la tarifa del impuesto predial, la actualización y formación de los catastros; argumentos que se mimetización en la supuesta “pereza fiscal” de las entidades territoriales.

2.4.        Menos servicios públicos para los de abajo, más servicios públicos para los pudientes

El plan ordena a las CAR entregar la infraestructura de los acueductos públicos a los operadores que en su mayoría son entidades privadas. Además de programar el desmonte paulatino de los subsidios para estratos 1 y 2 del fondo de energía social.

No obstante, el gobierno platea en el Plan Nacional de Desarrollo onerosas exenciones y subsidios a grandes empresarios, como es el caso del subsidio del 50% para cubrir el costo en energía y gas a los distritos de riego, que a excepción de casos particulares, es infraestructura que beneficia a los grandes agricultores.

2.5.        La legalización de los mercenarios en nuestro conflicto interno

Se entregarán en concesión bases militares o en su defecto se venderán a compañías de seguridad privadas (art. 170). Esto conlleva a legitimar la existencia de empresas como las que describe Rolf Uesseler en su libro “La Guerra como Negocio”, que actúan como mercenarios en conflictos internos (ejemplifica con el caso de la Guerra de Irak). Estas empresas podrán ser tanto nacionales como extranjeras. No bastará con la fuerza pública, ahora se tendrá la privada de manera legal.

 

Atentamente,

BANCADA POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO

H.R. WILSON NEBER ARIAS CASTILLO

REPRESENTANTE POR EL VALLE DEL CAUCA

VOCERO POLO DEMOCRÁTRICO ALTERNATIVO

El Polo Democrático llegó con un ataúd a la plenaria de la Cámara Aprueban en sexto debate Proyecto de sostenibilidad fiscal

Los representantes de la bancada del Polo Democrático Alternativo se hicieron presentes en el recinto de la Cámara de Representantes con un ataúd, que según ellos, representa la muerte que tendrá la Constitución política de Colombia, si es aprobado el acto legislativo de sostenibilidad fiscal.

Previo a su aprobación, el Polo llegó a la plenaria de la Cámara con un ataúd para protestar por el alcance de la iniciativa.

En Cali el recorrido es: salida de la Estación del Ferrocarril o Glorieta del terminal 9:00 AM, hacia el Parque Obrero, luego parque San Nicolas y llegada a la plaza de San Francisco (Gobernación)

Sandra Viviana Cuellar, ambientalista desaparecida. ¡Queremos que aparezca!

Síguenos a través de... Picasa: infowilsonarias YouTube: wilsonariascamara Twitter: #!/wilsonariasc

Con el propósito de compartir con ustedes constantemente información sobre nuestro accionar político desde la Cámara de Representantes, hacemos éstos envíos generalmente una o dos veces por semana. Si usted no desea seguir recibiendo nuestras comunicaciones, puede hacer llegar un correo a: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. , solicitando el retiro de nuestras listas de boletines. En caso contrario si dejan de llegarle nuestros boletines y éstas comunicaciones son de su interés, por favor hagánoslo saber, gracias.